El Grunge

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Grunge

El Origen del Grunge

Se sabe que el grunge empezó en Seattle, para la mayoría con Nirvana y su álbum Nevermind en 1991.

Tal publicación supuso el paso de subcultura a cultura popular. Pero considerar el Grunge como cultura popular requiere de perspectiva. La revista Spin afirmó en 1992 «Seattle es actualmente al mundo del rock como Belén a la cristiandad».

El viaje de la escena local en Seattle a mediados de los 80, mediante el número 1 Nevermind en 1991 con el éxito de Nirvana, Pearl Jam, Sound-garden y otros son un claro ejemplo del origen de la cultura popular.

Muchas bandas pasaron por Seattle y dieron gran vitalidad musical entre 1985 y 1995.

Así, Seattle fue votada la ciudad más novedosa y musical de América.

Su entorno natural fue relevante, con lluvia abundante, que provocaba que la gente fuera a conciertos en locales cerrados.

nirvana 1985 estilo grunge

El aspecto psicológico también influyó. Es la última ciudad antes de Canadá y el último punto de expansión, por lo que sus habitantes se consideran los últimos americanos antes de Canadá.

Art Chantry, diseñador gráfico, fue figura clave del grunge, destacó en «Hype».

El origen del grunge tiene influencia punk inglesa en los 80. En el norte de América encontró hueco entre los jóvenes. Fue un movimiento de bandas que tocaban por diversión.

El fotógrafo local Charles Petersen lo mostró en la revista Hype: «Estábamos aburridos y estos grupos nos animaron».

Fue ese ánimo el primer factor de expansión del grunge. Así, surgieron compañias discográficas y fanzines (revistas de música).

Los pioneros fueron Jonathan Poneman y Bruce Pavit, fundadores de Sub Pop.

Ellos produjeron en 1988 a muchas bandas, como Nirvana «Love Buzz / Big Cheese».

Ellos crearon el Sub Pop Singles Club, con reconocimiento mundial en 1989, cuando Poneman y Pavit le enseñaron su trabajo al periodista británico Andy Catlin.

Art Chantry describió Seattle como una ciudad llena de música.

La MTV emitió «Smells Like Teen Spirit» de Nirvana.

El Grunge ya era universalmente conocido.

La Cultura Popular

Cuando Nirvana llegó a la escena mundial todos los jóvenes del mundo se convirtieron en potenciales consumidores.

ropa grunge hombre style

Así lo revela Van Conner (músico conocido por haber sido el bajista de la banda de grunge Screaming Trees) en la revista Hype «éramos los chicos del instituto que quedamos tocados; ni siquiera hablábamos con las chicas».

Smell Like Teen Spirit» se convirtió en un himno.

Así se abrió el mercado mundial. Paralelamente se creó la moda grunge en la 7ª avenida de New York.

Las grandes marcas del grunge suponían promoción internacional y en la época de la MTV el sonido de Seattle se asoció a manifestaciones culturales produciéndose un fenómeno internacional.

Para los jóvenes Australianos, JJJ, ahora una red social nacional, te permite junto con Rage, un show nacional, conectarte a ver y oir toda la actualidad.

Podría decirse el el Sub Pop emergió en las discográficas de Seattle con un éxito y visión internacionales y con un deseo de promocionar y controlar el Grunge como movimiento cultural. Hasta entonces era un fenómeno local con nombres como PopLlama, Estrus y KRecords. Según Jack Endino: «nadie se preocupaba por el gran éxito porque esto era Seattle, no L.A.».

Cuando la tendencia se hizo popular, las bandas locales perdieron el control del Grunge. Revistas como «Rolling Stones» y Circus, y en Australia Juice y Q en Inglaterra hablaban de un sonido nuevo. Nirvana, Pearl Jam y Alice in Chains sonaban en todo el mundo.

Las Américas de Reagan y Bush intentaron crear una identidad fiable para los jóvenes. Los grupos de presión conservadores, como el Centro de Padres de Recursos de la Música (PMRC) y la Asociación de Padres y Profesores (PTA) condenaron este tipo de música.

En la revista Hype, Kim Thayil (guitarrista de Soundgarden, banda de grunge originaria de Seattle) dice: «eso es lo que hace que la cultura pop sea tan significativa para los pequeños consumidores, interesados en el cotilleo y los famosos y no en la historia ni en la economía».

El Grunge y el Cambio Social

Según Kurt Cobain, el Grunge se trivializó al hacerse popular. Los medios de comunicación acosaban a Cobain y Courtney Love, especulando sobre qué tipo de hijos podían criar.

La reacción a la muerte de Kurt Cobain revela diferentes percepciones del Grunge. Para los periodistas veteranos que cubrieron su historia, Cobain fue el último de una lista ilustre que incluía a Jimi Hendrix, Jim Morrison y Jarris Joplin. Fue una perspectiva que no contemplaba ninguna integridad entre la carrera, vida y música de Cobain.

El Grunge también ofreció una facilidad enorme para diferentes percepciones. Los documentos de la revista Hype prueban que los organizadores de la escena de Seattle seguían los mandatos de la corriente mediática internacional.

El clásico ejemplo fue cuando el New York Times llamó a SubPop para obtener una exclusiva del Grunge. La empleada Megan Jasper empezó a inventarse unas palabras que se suponían expresaban términos del Grunge. Fue una invención total, a pesar de que se les dio publicidad en medios prestigiosos.